La Asociación de municipios hispano-portuguesa promociona en 2017 un circuito de carreras pedestres, una por cada una de las ocho localidades que la integran. El recorrido une en todos los casos su monumentalidad, puesto que atraviesa por el casco histórico de las ciudades, con el cada vez más relevante turismo deportivo. Hondarribia. 10 de marzo de 2017. Después de su última Asamblea, celebrada en Madrid hace unos días, la Red de Ciudades y Villas Medievales pone de largo en el año 2017 un proyecto turístico en el que va a unir, en esta ocasión deportivamente, a las ocho localidades que la integran en el circuito 'Red-Corriendo el Medievo'. Red-Corriendo el Medievo es una propuesta novedosa que propone al turista deportivo su participación en otras tantas pruebas diferentes, en España y Portugal, todas con una característica común: su itinerario atraviesa los cascos históricos de las localidades incluidas la Red de Ciudades y Villas Medievales. Cada uno de los municipios ha integrado en el circuito una de sus carreras pedestres más emblemáticas del año, componiendo así un atractivo calendario de pruebas, que aúna la apuesta turística por el deporte, pero desde otra perspectiva, propiciando así la visita a las ciudades. El calendario de Red-Corriendo el Medievo se extiende desde marzo hasta diciembre. Las carreras se corren en diferentes distancias y modalidades, siendo una de ellas nocturna. Además de la política de premios ya establecida en cada carrera, se ha creado al efecto un Premio Red De Ciudades Y Villas Medievales, que consistirá en un paquete turístico de fin de semana para dos personas en una de las localidades pertenecientes a la entidad, siempre distinta a la que acoge la prueba. El premio se sorteará entre todos los participantes. “Con esta iniciativa pretendemos dar un aliciente distinto al cada vez más poderoso turismo deportivo, añadir la experiencia histórica al placer de hacer deporte, y aunar esfuerzos para presentar un circuito atractivo a los corredores, con propuestas que les inviten a participar en todas las carreras de Red-Corriendo el Medievo. En definitiva, buscamos la promoción de la Red y de sus localidades durante todo el año a través de un producto turístico-deportivo nuevo en el mercado”, explica Txomin Sagarzazu, alcalde de Hondarribia y presidente de la Red de Ciudades y Villas Medievales. Las carreras La primera de las carreras del circuito Red-Corriendo el Medievo va a ser la XIII Carrera Popular 'Ciudad del Doncel' que forma parte del circuito de la Diputación 'Recorre Guadalajara' a disputar en Sigüenza (Guadalajara). Este año está fijada para el día 19 de marzo próximo. Su recorrido mezcla el paso por los monumentos emblemáticos de la ciudad y por verdaderas joyas naturales, en el paraje de La Lastra doncelina. La segunda prueba será la 'VI Ultra-Trail da Serra de São Mamede' (UTSM), que se va a disputar el día 20 de mayo en la comarca de la localidad portuguesa de Marvão. El UTSM tiene un recorrido de alrededor de 100 kilómetros, con un desnivel acumulado de 8.000 metros. Con salida y llegada en la localidad de Portalegre, atraviesa las localidades de Reguengo, Alegrete, alta São Mamede, São Julião, Sierra Fría - Valencia de Alcántara, Porto da Espada, Portagem, Marvão, Castelo de Vide, Carreiras y Ribeira de Nisa. Se corre en semiautonomía y con un tiempo límite de 24 horas. La tercera prueba del calendario será la 'IV Carrera Monumental Nocturna Villa de Almazán', a celebrar el día 19 de agosto. Recorre el hermoso casco histórico adnamantino, al tiempo que busca el frescor de las veredas del río Duero. Tiene una distancia total de 5 kilómetros, en categoría absoluta, que se completarán realizando dos vueltas al circuito programado. Para la prueba Marcha, el recorrido es el mismo, pero de una única vuelta al recorrido monumental. La carrera la organiza el Club Deportivo Globeros Almazán. La cuarta prueba del calendario será la 'Carrera Villa de Laguardia', que se disputará el día 16 de septiembre de 2017. Organizada por la Asociación Cultural Peña los Zaborricos de Laguardia, la 'Carrera Villa de Laguardia' es una alternativa al turismo convencional para conocer y disfrutar, desde otro punto de vista, la bella localidad de La Rioja Alavesa. El recorrido consta de 11 kilómetros que discurren por algunos de los paisajes y rincones más destacados de Laguardia. Se trata de un circuito muy completo pensado para el disfrute del corredor y con una dificultad moderada, aunque conviene guardar fuerzas para afrontar los últimos kilómetros que son prácticamente en ascenso. En octubre llegará la sexta prueba, la Carrera Villa de Olivenza, que además de recorrer el casco histórico oliventino, roza el río Guadiana y su fértil vega. También en octubre, concretamente el último domingo de aquel mes, llegará la séptima prueba, la XX Donibane Lohizune-Hondarribia, una media maratón transfronteriza con un espíritu deportivo, turístico, festivo y solidario que además de llegar hasta Hendaya, Francia, también atraviesa el casco histórico de Hondarribia. Las dos últimas pruebas del año serán la VI San Silvestre de Estella-Lizarra, a disputar, naturalmente el día 31 de diciembre de 2017, y la carrera de Navidad de Consuegra, que también se disputará el último día del año. La San Silvestre estellesa la organiza tradicionalmente el Club Atlético Iranzu en colaboración con el Centro de Rehabilitación psicosocial de Ordoiz, transcurre por la zona monumental y medieval de Estella-Lizarra, concretamente por la Plaza San Martín, Calle de la Rúa, Puente Pico y Calle Ruiz de Alda. Sobre la Red de Ciudades y Villas medievales. Red de Ciudades y Villas Medievales es una alianza integrada por ocho municipios de la Península Ibérica cuyo patrimonio medieval les confiere un atractivo turístico de primer nivel. La Red, que atraviesa la península de Norte a Suroeste, tiene como fin la promoción y difusión de estas localidades, en las que el medievo ha dejado su poderosa huella. Almazán, Consuegra, Coria, Estella-Lizarra, Hondarribia, Laguardia, Olivenza y Sigüenza en España, y Marvão en Portugal integran esta unión de ciudades y villas que encierran imponentes paisajes, gastronomía y oferta cultural. Entre los fines de la Red de Ciudades y Villas Medievales destaca la promoción turística y la organización de determinados eventos que permitan dar a conocer a un mayor número de personas estas localidades. Uno de los objetivos marcados del proyecto es poner en valor la riqueza y variedad de recursos de unas localidades, que han sido escenario de importantes acontecimientos históricos, siendo su acervo cultural la marca por las que se las reconoce nacional e internacionalmente.